21 diciembre, 2017

Por qué no es recomendable hacer ejercicio después de beber

Beber alcohol y hacer ejercicio, según los expertos, no deben ser actividades que se combinen. Si quieres descubrir por qué no es recomendable hacer ejercicio después de beber, te explicaremos detalladamente las razones en las próximas líneas.

La deshidratación

por qué no es recomendable hacer ejercicio después de beber

Tras haber bebido alcohol es común que tu organismo empiece a sufrir deshidratación, esta es una de las principales razones por las que no debes practicar deportes luego de beber. Como es común, realizar esfuerzos físicos provocará que tu cuerpo empiece a sudar lo que, a su vez, generará sed. Si haces ejercicio luego de ingerir bebidas alcohólicas simplemente provocarás que tu organismo sufra de mayor deshidratación.

Igualmente, es importante que tomes en cuenta que la ingesta de bebidas alcohólicas genera cambios en tu organismo, por lo que es normal que pierdas algunas vitaminas y minerales. En el caso de los deportes, estos nutrientes son realmente necesarios para un correcto entrenamiento, por lo que se debe evitar a toda costa realizar esfuerzo físico si ya tienes alcohol en tu cuerpo.

Además de las vitaminas que perderás, la ingesta de alcohol puede generar la inflamación de los músculos, por lo que no se recomienda practicar ejercicio físico en este estado. Como bien debes saber, al practicar deportes tus músculos son los primeros afectados, si a esto le sumas la inflamación generada anteriormente simplemente acabarás agotado y, en ocasiones, con lesiones en estas zonas de tu cuerpo.

El alcohol no se expulsa al sudar

Por que no hacer ejercicio despues de tomar

Por si fuera poco, los expertos aseguran que el alcohol no se expulsa a través del sudor, por lo que esto desmiente aquel mito que algunas personas usan a su favor para poder practicar deportes específicos luego de beber. Los efectos del alcohol seguirán presentes durante un largo período de tiempo tras haber bebido, por ello te recomendamos mantenerte alejado de las máquinas del gimnasio.

Como es común, la ingesta excesiva de alcohol, mejor conocida como resaca, generará en tu cuerpo una importante cantidad de cansancio, por lo que ni siquiera tendrás energías suficientes para practicar tus deportes favoritos. Además de cansancio, el alcohol puede provocar mareos, vómitos y diarreas, por lo que te recomendamos mantenerte en casa, preferiblemente en cama, mientras esperas que los efectos del alcohol se vayan eliminando de tu organismo.

Tal como mencionamos anteriormente, el alcohol puede generar mareos en tu cuerpo, por lo que no se aconseja que se salga de casa en tal estado. Ir al gimnasio o salir a correr, tras beber altas cantidades de alcohol, pueden simbolizar un riesgo realmente importante para tu salud física y tu integridad. Si llegases a sufrir algún mareo durante tu entrenamiento, es posible que no logres controlar el equilibrio y caigas directamente al suelo.

Para evitar todos los aspectos mencionados anteriormente te recomendamos no hacer ejercicio después de beber. Si quieres cuidarte a ti mismo, y a los que te rodean, es realmente importante que estés consciente de todos los daños que puede generar el alcohol combinado con el ejercicio físico. Evita accidentes y quédate en casa tras haber bebido alcohol, solo así podrás recuperarte satisfactoriamente de la resaca.